miércoles, 22 de marzo de 2017

Me siento más.

Todo sabe
mejor con
un Merlot.


(PLAY ▶ ANTES DE COMENZAR)
¿Qué tan feminista puedo llegar a ser cuando me gusta amar, o que me amen? ¿Me amo más?  ... 
Porque me he encontrado con una pared. . . construida de dudas, expectativas, estereotipos y clichés...
Estaba como cualquiera puede estar en un bar de Guanajuato con un exnovio de esos por los que ya no sientes nada pero que de algún modo te aferras a tener cerquita... vamos a llamarlo capricho; el capricho de ya no ser, de querer dejar algo; algo en la piel, como lo que esa persona te dejó.
El punto es que no tengo ni una chingada idea de porque sigo saliendo con mi ex. Tampoco tengo idea de porque seguimos cogiendo, cuando la verdad es que ni es bueno en la cama. Me prometo no verle nunca más, al menos unas 50 veces al día. Porque con todos soy una hijita de la chingada pero con él, me voy al cielo por paciente, o al infierno por pendeja.                                                                                                                                
Quizá es sólo que me quiero sentir querida, que me canso de ser fuerte y me gusta que me abracen por la noche, aunque no sea todas las noches. Quizá que me gusta platicar con alguien a las 2 de la mañana y no morir asfixiada entre recuerdo y pendientes. Quizá me gusta que me acaricien, que me recuerden lo guapa que soy, aunque yo lo sepa, y, así podría hacer una lista de pendejaditas de por qué…
Cuando yo soy una mujer tan independiente, "Me gustas por guapa, por inteligente, porque trabajas y coges como diosa" -me dice Franco después del orgasmo.

Pero, ¿qué hay de mi cultura general? ¿Qué hay de que me cague el fútbol y lo vea para poder seguir el tema de conversación?, ¿Qué hay de todas las cosas que yo soy? De mis manos provedoras de caricias, dice Benedetti.
Me he pagado mis cuentas desde los 18 y, digan verdad o falso, pero siempre me ha gustado trabajar, desde chavita recuerdo a mi viejo decirme, -¿Quieres dinero?, ¡hazme una facturas!, ¿Quieres ir de viaje?, cotiza a estos clientes; y jamás me pesó; siempre me ha gustado ser productiva, me gusta echarme el mundo encima... que me den las 5 de la mañana y me levanté con el alma adolorida para ir al gimnasio; llegar a la oficina y envolverme en trabajo, me gusta crecer y ver como la gente crece, -Ayuda si puedes-, me dice mi papá. No sé muy bien a dónde  voy pero sé que quiero ir a algún lado.
Y, entonces en el bar de Guanajuato me toma las manos y me dice que me quiere, que soy la mujer perfecta, la novia ideal y yo pienso, ¿la novia ideal para quién? Sí soy tan perfecta, ¿por qué pase de ser su novia a su ex novia y de ser su ex novia a su amante?
Y mi mejor amiga Libni me dice -¡Ay, Marielle! no seas pendeja, te mereces más, eres más-  Pero yo no me siento así.
Está mirándome mientras le doy un sorbo a mi copa de vino, -No funcionó lo nuestro porque eres una "feminista", te gusta pagar la cuenta y, desde la primera cita, te pones rejega. No quieres tener hijos porque quieres viajar-, ¿Qué  tiene eso de malo?, le contesto como si me estuviera quemando la lengua. -Que yo quiero tener familia; que podemos tener hijos y de igual forma viajar.
-Pero no es lo mismo, Franco, no se disfruta igual, además prefiero tener hijos cuando pueda mantenerlos bien, cuando no tenga la necesidad más que de quererlo y eso no será necesidad... quiero que hablen varios idiomas desde chicos como yo,
-Pero si de eso me hago cargo yo, ¡para eso voy a trabajar! La empresa de mi padre también va muy bien.
- Tienes razón, por eso no funcionó.
-Y, ¿qué esperas Marielle?, no serás guapa toda la vida y así como eres, te quedarás sola. Sabes bien que eres un reto, uno grande, pero no todos son tan hombres para aventarse ese reto, dime, ¿has salido con otros?
-Pues claro (las independientes también mentimos)
- Y, ¿por eso sigues aquí?, yo te quiero bien.
Y va de nuevo, ¿por qué  sigo ahí?, ¿por qué? 
¿De verdad será que no hay nadie para mí,  que soy ese reto que nadie quiere?
A veces me pregunto si la culpa Ia tengo yo, todos me dejan y, al único que pareció deberás amarme, lo dejé.
Me gusta que me abran la puerta de los establecimientos, que me rodeen con sus brazos para cubrirme del frío, que me preparen el desayuno y me inviten, pero no siempre, también me gusta hacerlo, nunca he tenido problemas con ser yo la que los invita a tomar un café… o llevarlos a la cama si no quiero nada serio. La mayoría son primates guapos pero no muy inteligentes, o muy cultos, o no saben lo que quieren, pero follan bien, o no.
Y sí, es verdad que no acepto me regalen flores, porque me parece lo más triste y lo más pendejo que me puedan dar pero, ¿qué hay de las cartas?, ¿de los amores a la antigua? Ahora todo por WhatsApp, muy machitos, machitos pero ni "Hola" te dicen en persona...
¡Ah ya no hay amores como  Casablanca! ¡Ya no hay!
Quiero alguien que sonría cuando me ve, que no piense que debe mantenerme, ser compañeros que comparten gastos y no ser la parte débil, porque a como yo lo veo, todos nos rompemos. Igual porque estoy rodeada de machos pero ¡feminista, feminista, no soy! No trabajaría para un hombre aunque sea mi padre, más bien la culpa la tiene el viejo, -Mija usted no deje que ningún cabrón le pague nada, o me la insulte para eso usted tiene su dinero-, Ay viejo! te doy las gracias, si vieras como me ha resultado.
Pues total, si me quedó sola, ¡que chingados!
-¿No me vas a decir nada?, Franco me mira como a una muñeca, como si supiera que me voy a quedar ahí, quién sabe por qué...
Me paro le pido al mesero la cuenta y le extiendo mi tarjeta.
-Por favor, Marielle no hagas dramas y siéntate, vamos a disfrutar. . .
-Pues eso voy a hacer, pero no vienes conmigo.
Tomo mi bolsa, el mesero, me devuelve la tarjeta con un ticket que guardo en mi cartera, y salgo. . . prendo un cigarrillo y me siento más completa que sola, más guapa, más viva; con un cabrón menos en el cuerpo.
Si Borges me hubiera visto diría que me duele un hombre en el cuerpo, lo que no sabe es que a mí me dolía más el orgullo, y ya lo recuperé.


by  Danielle Cano

9 comentarios:

  1. Me he reído mucho, y hay muchas cosas ciertas. A veces simplemente se está con alguien por costumbre o por no sentirte sola. Buena historia.


    Sweetcoffeelatte.blogspot.es


    Mia

    ResponderEliminar
  2. Hola Dani!!

    Me ha encantado tu relato, la forma en que vas reflexionando e intercalando los diálogos, te quedó genial, además transmites muy bien las emociones. Me quedo con la reflexión de que el hombre quiere tener hijos y mantener a la mujer, no ser un igual, sino que ella dependa de él. Lo veo como un acto de inseguridad del hombre, miedo a perder a la mujer, es como si, al tener hijos y mantenerla, la pudiera amarrar a él para siempre. Eso no es amor de ninguna manera, es como decía Bokowsky, un triunfo, la gente quiere triunfar, ganarle al otro, y una mujer hermosa e inteligente es un trofeo, darle libertad es perderla. Para tener hijos hay que pensarlo muy bien, no es llegar y traerlos al mundo en medio de una inestabilidad personal, porque después les traspasamos inconscientemente nuestras frustraciones y sueños inconclusos. Yo creo que primero debemos vivir, tener una familia parece ser la meta final de todos, el último triunfo, la TV se ha encargado de lavarnos el cerebro, porque la soledad también es una alternativa y quizá la más valiente. Mención honrosa para la aparición de Libni jajaja. ¡Saludos!

    ResponderEliminar
  3. Todo muy lindo pero eres muy maleducada, y no lo digo por este escrito que está bárbaro. Madura un poco. Bye.

    ResponderEliminar
  4. ¡Hola! Me ha encantado, me ha parecido que lo escribes de forma muy moderna o contemporánea. El final, qué te digo... No me lo esperaba, me dejaste como "es un gran final".

    El comentario anónimo me hizo carcajear XD

    Besos <3

    ResponderEliminar
  5. ¡Me encantó tu relato! En cierta parte logré identificarme y también me ha parecido gracioso que 'capricho' sea de esa manera, como querer 'amarrar' a alguien, PARFAVAR hay mujeres que no nos interesa lo convencional o somos capaces de invitar un café a un chico cx .
    Escribes demasiado bien <3 :D

    ResponderEliminar
  6. Hola Dani! Me has matado con tu relato, bueno veras yo he pasado por una situación parecida últimamente, y creo que por eso me ha llegado tanto la historia. De verdad me da mucha pena pensar que antes, a lo quinciañera, pensaba que yo estaba mal, que cuando mis amigas me decía: eres muy exigente, tenían razón y que en algún punto de mi vida tendría que conformarme con el primer idiota que me expresara un poco de cariño. Pero gracias al universo, y también a los libros, me di cuenta que no tengo porque conformarme, que el deseo de tener un romance de los de antaño no es una locura, que quiero emociones fuertes y no solo atracción física y si no llego a encontrarlo en ninguna persona, un futuro libre, regido por mi propia fortuna es una oportunidad maravillosa igual que las anteriores.
    Tienes que seguir escribiendo Dani, me gusta que no tengas tapujos de hablar de cualquier tema en un relato fluido y ameno.

    SALUDOS!!

    ResponderEliminar
  7. Encantador sublime, me llego y solo puedo decir me gusta, me gusta mucho.

    ResponderEliminar
  8. Genial Dani De verdad. Me ha encantado tu forma tan natural y fluida de escribir, la forma en que expresas tus emociones y tus pensamientos de lo más profundos. Me identifico bastante con el comentario de Kat y le daria RT eterno. Espero que sigas deleitandonos con este tipo de entradas de vez en cuando! Un beso :)
    PD: Lib se nos va a hacer feimus

    ResponderEliminar
  9. Hola Dani!
    woooow *se levanta y se quita el sombrero* **(es imaginario, no uso sombreros, a menos que haga mucho frío jajaja)**
    Me encantó! Tal vez hay personas que se sientan acomplejadas por el uso de las "malas palabras" pero por favor, las escuchamos todos los días en todos lados! No sé porque se asustan .-. (sí lo digo por cierto comentario de arriba #WTF)
    Me sentí en algunas parte muy identificada en varias situaciones: como el querer viajar, no estar lista aún para ser madre (a pesar de que la mayoría de mis primos ya lo son), el amor a la antigua, el "feminismo" que tanto nos achacan :p
    No sé, simplemente me gustó! Ah y el audio: de 10!
    Sigue escribiendo tan lindo.
    Nos leemos ^^

    ResponderEliminar